Por lo menos la lógica prevaleció en la cancelación del tren de alta velocidad México-Queretaro.

Desde que se hizo pública la realización de un tren de alta velocidad que uniría a Ciudad de México con Querétaro me pareció una mala idea (para no decirle descabellada) y así lo venía diciendo, hoy queda claro que ante los tiempos políticos y sociales no se podía sostener esa fantasía.

México necesita más y moderna infraestructura ferroviaria pero no lujos como un tren de alta velocidad (el único en América, ya que el anunciado por B. Obama se ha quedado congelado). La idea inicial es buena pero ¿porque no conformarse con un tren normal y eficiente, de acuerdo a nuestra economía y realidad como país? Crear nuevos medios de transporte público de calidad nos beneficia a todos como país y genera nuevas economías y mayor competencia en las existentes.

Ahora desgraciadamente se queda mal con la sociedad quemando una buena idea, se queda mal con empresas internacionales del ramo y después del escándalo de la línea 12 sus porcentajes destinados a “gastos locales” (caja chica por la corrupción) serán mayores en cada contrato; y por ultimo no sabemos cuánto se tuvo que pagar a China por la cancelación de la primer licitación.

Por donde se vea el balance es negativo, aunque el costo (socio-político) creo que será menor que haberla hecho y después abandonarla o terminarla en 20 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s