A un año del museo Jumex

Mucho se ha  dicho y seguirá diciendo sobre el museo Jumex, lo cierto es que a un poco más de un año de su apertura refrenda su valor como hito en la arquitectura de la Ciudad de México.  Frente a obras que no dicen nada, que gritan por hacerse notar, otras que fueron hechas en tiempos record y a los pocos meses dejan ver la mala calidad de su construcción o el falto cuidado de los detalles y otras buenas obras metidas como calzador en un afán de ofrecer amenidades en cada m2 posible. Esa es la situación de este edificio introspectivo y genialmente autista.

Foto Jaime Navarro

Foto Jaime Navarro

Foto Mario Pérez B

Foto Mario Pérez B

La elección de materiales fue la adecuada, demostrando el cuidado que tiene Chipperfield por los detalles en cada material en específico. Un museo que se anuda por si solo, tanto en su estructura programática como en su proceso constructivo, volviendo a hacerse notar el llamado “Travertino de Xalapa”, mármol al que se le ve bien el poco tiempo al exterior, solo habría que hacer notar que al ser un mármol joven no es tan duro y en algunas secciones de los escalones la nariz se ha agrietado o de plano se ha roto.

Foto W magazine

Foto W magazine

Foto: Mario Pérez B

Foto: Mario Pérez B

Lo que sigue siendo inexplicable es la falta de planeación de movilidad en la zona, resulta penoso y peligroso deambular de edificio a edificio entre un nudo de automóviles en horario pico. Los pasos peatonales quedaron en el olvido.

2014-11-15 13-29-44-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s